CUIDADOS DE UN AUSTRALIAN LABRADOODLE

                 CUIDADO DE LA PIEL Y EL PELO

Los Australian Labradoodle son una raza que se caracterizan por no botar pelo, por esto es muy importante peinarlos por lo menos una vez a la semana para ayudarlos a botar el pelo muerto, de esta manera también se pueden evitar la formación de nudos y que tengan un pelo brillante y saludable.

Es muy importante asegurarse que el momento de cepillado sea agradable para los perros. No requieren de baños frecuentes, ya que el exceso puede resecar la piel y no dejar ésta mantenga los aceites naturales.

Pueden tener el pelo largo lo cual implica un mayor mantenimiento pero también es posible mantenerles el pelo corto, lo cual facilitará enormemente la tarea de mantenimiento ya que no necesitará tantos cepillados.

                 ALIMENTACIÓN

Es muy importante que le des una dieta balanceada a tu perro para que este saludable, te recomendamos darle un concentrado superpremium para garantizar que los requerimientos nutricionales sean suplidos y la buena salud una constante. Los alimentos Premium y Super Premium son de alta calidad y garantizan sus componentes sin ser necesario suplementar con minerales o vitaminas, por tratarse de alimentos altamente digestibles, la cantidad de alimento a suministrar es menor, por lo tanto la materia fecal se reduce.Estos alimentos son de venta exclusiva en veterinarias y pet shops. Los alimentos balanceados más económicos no son recomendables, son de inferior calidad y se suelen vender masivamente en supermercados.
 
Durante el primer año los cachorros requieren muchos más nutrientes que un perro adulto dado que se encuentran en plena etapa de desarrollo. Los cachorros de Frank on the Road Australian Labradoodle son alimentados con Taste of the Wild, un alimento super Premium. Recomendamos no cambiar el concentrado hasta que el cachorro cumpla un año de edad, en este momento se debe cambiar a comida de adulto. Siempre debe tener agua limpia y fresca a su disposición para que sea un perro saludable y que siempre esté hidratado.

                 CUIDADO OÍDOS

A los Australian Labradoodles les crecen pelos dentro de los canales de los oídos, es muy importante mantener esta zona limpia eliminando los pelos para evitar infecciones.

 

                 CUIDADO DENTAL

Mantener la higiene bucodental de tu perro es fundamental para evitar que la placa bacteriana dañe sus dientes y genere mal aliento, por esto recomendamos tener un cepillo de dientes y una crema especial para perros y hacer lavados mínimo 2 veces al mes. El cuidado de los dientes de tu perro debe empezar cuando aún es un cachorro lo cual te permitirá educarlo correctamente para permitir el cepillado y las inspecciones en la boca.

                  CUIDADO UÑAS

A un perro se le deben cortar las uñas por salud y bienestar físico, las uñas se le deben mantener cortas. Las uñas largas tienden a romperse provocando heridas e infecciones internas que ocurren debido a un hongo llamado Onicomicosis

                 EJERCICIO

Debido a que los Australian Labradoodle son una raza activa y energética es muy importante proveerle ejercicio, esto evita los problemas de comportamiento y ayuda a que sea un perro equilibrado y saludable. Los cachorros y los perros jóvenes acumulan una gran cantidad de energía que necesitan quemar durante el día. No hacerlo, puede provocar que el animal se comporte de manera inapropiada y haga cosas como morder las plantas y destrozar los muebles, además de generarle ansiedad y estrés. Recomendamos dos horas de ejercicio al día.

                 IDENTIFÍCALO

Es muy importante que tu perro tenga una placa de identificación que incluya su nombre, dirección y número de teléfono. No importa lo cuidadoso que seas, cabe la posibilidad de que tu perro algún día se escape y si lleva un collar con identificación aumentará las posibilidades de que lo encuentres. También es importante que tu perro tenga el microchip de identificación, esto también puede ayudar a que en caso de pérdida puedas encontrarlo.

                  DEDÍCALE TIEMPO DE CALIDAD

Los Australian Labradoodle son una raza que se desarrollan a partir del contacto con las personas, por lo tanto le cuesta adaptarse a familias que se encuentran todo el día fuera de casa.