71230811_1505105979629181_18410475712004

Nuestro objetivo es ser custodios del vinculo que se crea entre nuestros cachorros y sus familias, un vínculo que va a la esencia de lo que somos como seres humanos y que nunca debemos dar por sentado. Queremos mostrar lo que es un perro criado con propósito lo cual va más allá de entregar cachorros, buscamos generar relaciones en el mundo basadas en el amor incondicional que nos enseñan los perros.

 

Nuestros perros son Australian Labradoodles, descendientes de la línea originaria de Tegan Park y Rutland Manor. Criamos desde el 2013, somos el primer criadero de la raza Australian Labradoodle en Colombia y el segundo en Latinoamérica. Seguimos estrictamente las políticas del ALCA (Australian Labradoodle Club of America) y WALA (Worldwide Australian Labradoodle Association) cumpliendo con todas las disposiciones establecidas criando líneas de sangre certificadas y avaladas. Estas instituciones se encargan de realizar la regulación y certificación de los criadores de Australian Labradoodle promoviendo una crianza responsable.

Criamos a nuestros cachorros en nuestra casa, en un espacio tranquilo rodeado de amor y tranquilidad, proporcionamos estimulación neurológica desde el nacimiento y nuestros reproductores son perros con la mejor salud y temperamento.

Socializamos a los cachorros desde pequeños con diferentes personas, niños y otros perros. Les ponemos  música clásica y proporcionamos varias experiencias para tener como resultado cachorros bien socializados. Los papás de los cachorros son parte de nuestra familia, son perros muy sanos y rodeados de mucho amor.

Nuestros perros reproductores son evaluados en su condición de salud con el fin de comprobar que son libres de displasia de codo, de cadera, Mielopatía degenerativa, Colapso inducido por el ejercicio, Paraqueratosis nasal hereditaria, Encefalopatía neonatal con convulsiones, Atrofia progresiva de retina, distrofia cono-bastón 4, Atrofia progresiva de la retina, degeneración progresiva del portador PRCD WT / M de cono de varilla y Enfermedad de von Willebrand I. También pasan por verificaciones hormonales, cardíacas y oftalmológicas. Llevamos a cabo la esterilización temprana a los cachorros que no se seleccionan como reproductores, de esta manera garantizamos la protección de futuras generaciones controlando enfermedades genéticas, temperamento y morfología.